Logo

Our Posts

Fiscalía formalizó por estafa a empresario maulino socio de inmobiliaria Independencia

Este viernes, el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, le comunicó a Fernando Leiva, representado por el ex fiscal Carlos Gajardo, que está siendo investigado penalmente por vender una propiedad que estaba en juicio, a una familia que ya había perdido su casa en el terremoto del 27-F. El abogado querellante Vinko Fodich, recalcó que la judicialización del caso evidencia que el imputado actuó de manera fraudulenta para realizar una venta con engaño.

Por el delito de estafa y suscripción de documento por engaño fue formalizado este viernes el empresario maulino Fernando Leiva, socio de la Inmobiliaria Independencia, firma que durante 25 años ha participado en la construcción de cerca de 45.000 casas en las comunas de Talca, Curicó, Teno, San Rafael, Río Claro, Linares, Parral, San Javier, Villa Alegre, Colbún, Yerbas Buenas y Longaví.

Ante el Juzgado de Garantía de San Javier, el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, comunicó al imputado –representado por los abogados Carlos Gajardo y Pablo Norambuena- que está siendo investigado penalmente por haber vendido una propiedad que estaba en juicio, a través de engaño, logrando –con ello- apropiarse del dinero del comprador, quien habría perdido su casa en el terremoto del 27-F.

Los hechos

Según expuso el Ministerio Público, a fines del año 2012 el querellante Patricio Correa, decidió adquirir una vivienda para su madre, luego que el megasismo destruyera su casa.

En este escenario, el imputado ofreció a Correa uno de los 10 lotes en venta, con una vivienda incluida, ubicada en la comuna de San Javier.

La casa le fue entregada en marzo de 2013, pero dos años después su madre fue desalojada por orden judicial ya que el inmueble estaba en juicio civil y el cual perdió el imputado.

Esta situación, de acuerdo a la formalización, nunca fue informada por Leiva a sus compradores e incluso, realizó maniobras fraudulentas para que ello no fuera percibido, realizando –de esta manera- la venta con engaño.

Debido a lo anterior es que la víctima debió arrendar una casa para su madre mientras –paralelamente- seguía pagando el crédito hipotecario del inmueble en cuestión, costos que hasta el día hoy, han sido avaluados por sobre los $100 millones de pesos, según se acusa en la querella.

Tras la audiencia, el abogado querellante Vinko Fodich, enfatizó que “la judicialización del caso evidencia que el imputado actuó de manera fraudulenta para realizar una venta con engaño y de esta manera, perjudicar a mi representado”.

“Creemos que existen todos los antecedentes para establecer que el señor Leiva sabía de la situación del inmueble que vendió sin ser propietario y de la cual existía una medida precautoria, razón por la cual esperamos que se repare el mal causado y se impongan las penas correspondientes”, puntualizó Fodich.